Cuidado de la nariz para niños

El cuidado de la nariz de nuestros niños es muy importante, recuerde que ellos dependen de su cuidado como padre y seguramente entenderán cualquier recomendación que usted les de por su cuidado. Siga las recomendaciones de nuestro Especialista invitado y resuelva sus dudas.

La nariz trabaja las 24 horas del día: calienta, humidifica y purifica el aíre que respiramos. Es en pocas palabras, el salvavidas protector de la garganta y pulmones.

El aíre que aspiramos contiene altas concentraciones de partículas que son agresivas para los alvéolos pulmonares (parte del Sistema respiratorio donde se intercambian gases que producen oxígeno), esas partículas son captadas eficientemente por el moco y transportadas hacia la garganta, donde son ingeridas. Por lo tanto, los pulmones, se benefician directamente de una función nasal adecuada.

La nariz de nuestros niños es mucho más estrecha que la de los adultos, por lo que las alergias, frío y humo de tabaco la obstruyen con mayor facilidad.

Además del tamaño reducido, la gran mayoría de los bebés no saben respirar por la boca cuando nacen, por eso son considerados respiradores nasales obligatorios, motivo por el cual se sienten incómodos, cuando la nariz está obstruida.

A continuación les comparto las siguientes recomendaciones de mi parte, para el cuidado de sus niños en diferentes situaciones, sin embargo no olvide, en caso de alarma, recurra a su médico:

1. Al aplicar algún medicamento para su niño, es importante sonar la nariz levemente, limpiándola bien y, si fuera necesario, aplicar suero fisiológico.

2. Si va a usar spray dentro de uno de los orificios de la nariz,incline levemente la cabeza del niño hacia el frente. De esta manera el medicamento se irá donde debe ir, al fondo de la nariz.

3. Nunca debe introducir el ‘copito’ (aplicador o hisopos) de algodón a profundidad de la nariz, podría ocasionar daños funcionales.

4.Como su bebé no sabe sonarse aún, debe hacerse una limpieza nasal con suero y con mucho cuidado, utilizando un ‘copito’  de algodón en las extremidades, para retirar las secreciones de la parte externa de la nariz.

5. Si tiene niños mayores, pida a su hijo sonarse levemente la nariz. En caso de obstrucción, la nariz no debe sonarse con fuerza, puede causar que las secreciones se dirijan a los oídos, o cavidades sinusales, favoreciendo el desarrollo de otitis o sinusitis.

Para que tenga en cuenta al momento de lavar la nariz de sus niños en casa:

Es necesario propiciar un ambiente tranquilo, recomiendo que hable con su hijo y le explique lo que debe hacer y para qué lo está haciendo.

Primero: debe calentarse suero fisiológico similar a la temperatura corporal; para ello,se puede frotar entre las manos o colocarlo en la axila durante algún tiempo.

Cuando se calienta a baño maría o en un horno microondas, es importante revisar bien la temperatura del suero con el dorso de la mano.

Después: Aplique el suero en la nariz del niño y de ese modo remueva las secreciones, se puede utilizar un gotero o una jeringa (sin aguja), o también, suero en forma de spray.

Recomendaciones para el suero fisiológico que utilice:

– Almacenar bien tapado dentro del refrigerador.
– Renovar el suero cada siete días.
– No permitir que el gotero tenga contacto con el frasco del suero      (colocar el suero para la limpieza en un vaso y tirar lo que sobró).

SIH Tania; GODINHO Ricardo (2013); Cuidando Los Oídos, Nariz y Garganta de los Niños; Sao Paulo.

One response to “Cuidado de la nariz para niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.