Muere famoso cirujano

Pitanguy, que llegó a ser el cirujano plástico más famoso del mundo, y el más costoso del mercado, era todo un un icono cultural en su país (Brasil) considerado un escultor de cuerpos y rostros.

unque nunca hizo públicos los nombres de las “celebrities” que pasaron por sus manos, se sabe que retocó los rostros más importantes de la historia del cine, como Sophia Loren y Elizabeth Taylor, personalidades como Jackie Onassis o incluso el piloto de Fórmula 1 Nicky Lauda, quien sufrió graves quemaduras tras un grave accidente durante una carrera.

Nacido en la ciudad de Belo Horizonte en 1926, siempre sintió una gran sensibilidad para la pintura, que le llevó a ocupar el sillón número 22 de laAcademia Brasileña de las Letras y ha hacer de su casa en el elegante barrio de La Gavea, en Río, un verdadero museo con valiosísimas piezas pictóricas y escultóricas.

Viajero empedernido, amplió sus estudios de cirugía en los centros más prestigiosos de Estados Unidos, Francia e Inglaterra.

En 1961 organizó y creó el Servicio de Quemados del Hospital Antônio Pedro, en Niterói, tras el incendio que asoló el Circo Norteamericano de la localidad, en el que 500 personas perdieron la vida y más de 4.000 sufrieron quemaduras de diferente consideración.

Además de su trabajo estético con pacientes famosos de Brasil y del exterior, Pitanguy se distinguió también por la labor social con personas anónimas a través del impulso de programas de cirugía reparadora en la red de salud pública brasileña, principalmente víctimas de quemaduras.

De igual manera, dedicó parte de su trabajo a la enseñanza de cirugía plástica con jóvenes médicos, muchos de ellos provenientes de otros países.

También fue un reconocido escritor, con casi 900 libros no sólo de medicina sino también de literatura, una carrera alternativa que lo llevó en 1990 a ocupar uno de los asientos de la Academia Brasileña de Letras. En total, firmó más de 1.800 publicaciones, entre libros, capítulos, prefacios, conferencias y artículos científicos.

En septiembre del año pasado, durante un viaje a París, el médico fue diagnosticado con insuficiencia renal y desde esa época pasaba por un tratamiento de hemodiálisis. El pasado mes de junio, Pitanguy fue hospitalizado debido a una infección.

Nacido en Belo Horizonte e hijo de un médico, en su formación recibida en Europa Pitanguy fue alumno del francés Marc Iselin, considerado el padre de la cirugía de mano por su trabajo con víctimas de la Segunda Guerra Mundial, una especialidad de la que el brasileño fue pionero en Suramérica.

En 1989, el papa Juan Pablo II le concedió el Premio Cultura de la Paz y también recibió distinciones de diferentes organismos como el Premio de Divulgación Internacional de Investigación Médica de las Naciones Unidas.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.